MÁRMOLES BARCELONA

La profesión de Marmolista existe desde el Imperio Romano donde el mármol era considerado un elemento noble y predominante en la construcción por ello se usaba en las construcciones de edificios, este trabajo ha estado evolucionando con el paso de los años, ya en la edad Media comenzaron a utilizar el mármol en los pavimentos, más tarde en la época del barroco cuando los marmolistas empezaron a trabajar revestimientos de mármol  y no fue hasta la Edad Moderna con la evolución de los avances tecnológicos como la parición de la electricidad y con ello la creación de grandes máquinas que hicieron que el oficio del marmolista se convirtiera en lo que conocemos hoy en día.

Actualmente, un marmolista de Mollet va a trabajar con un material que está fabricado a partir de la piedra natural y que está formado por tableros con un grosor  de dos o tres centímetros. Y el trabajo de esta persona va a ser la elaboración y colocación de diferentes elementos que ornamentaran el edificio ya sea para uso privado o como elemento urbano. Para realizar el material, el marmolista de Mollet medirá los elementos para después planificar croquis, estudio de los planos y la creación de plantillas a pie de obra. Posteriormente, va a ser necesario que el marmolista prepare y organice la zona donde se va a trabajar, es por ello que la utilización de las herramientas, máquinas y equipos de trabajo sean los correctos.

Por otro lado, un marmolista también ejecuta otras labores como la supervisión de todo elemento de protección empleado durante el trabajo, con el fin de garantizar la seguridad de los trabajadores, el buen uso y mantenimiento, como por ejemplo la utilización de mascarillas de protección en el momento que procederá a cortar una pieza de mármol.  Al igual que el montaje, desmontaje y la conservación de los andamios para situaciones donde haya una altura considerable.

Por otro lado, en el planteamiento de la elaboración de un producto, el marmolista de Mollet, procederá a cortar, pulir, taladra, abrillanta, y si es el caso que se quieran tableros de cocina, pavimentos o estantes se podrán unir las piezas de mármol para conseguir el resultado con la forma deseada por el cliente.

Es por todas estas razones que para elegir un buen marmolista de Mollet es importante que el profesional tenga la formación adecuada para que pueda trabajar con diferentes tipos de mármoles que existen hoy en día, teniendo en conocimiento de las propiedades que tienen cada uno de ellos y las técnicas específicas que necesita emplear en cada uno de ellos. Y tiene que tener unas habilidades relacionadas con la destreza manual o tener la capacidad de organizarse.

Contacta con nosotros

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Asunto

    Teléfono

    Mensaje

    Adjuntar archivo

    He leído y acepto la política de privacidad

    Acepto el envío de información

    Si tiene cualquier duda o desea más información, contacte con nosotros.

    Estamos en el Plà del fonollar, 11 E 08205 SABADELL (Barcelona)
    (Al lado del Ikea a 15 min. de Barcelona)

    Nuestro teléfono es el 93 721 32 88