¿Qué es el Neolith y qué ventajas ofrece?

El Neolith es una piedra sinterizada que nace para responder a las necesidades arquitectónicas y de diseño más exigentes, ya que no forma parte de la cerámica o el porcelánico profesional, sino que ha llevado estos dos materiales a evolucionar hasta tal punto que ha creado una nueva superficie, se trata de una pieza pionera en la industria de las piedras sinterizadas.

Un material con muchas posibilidades

Es una pieza innovadora en el sector de los revestimientos, que cuenta con la mejor materia prima y con la tecnología más avanzada. También está considerado como un porcelanato que ofrece una gran variedad de aplicaciones, perfectas para el sector de la construcción.

Es un material con muchas propiedades, como los minerales que provienen del granito, es decir, el feldespato y el cuarzo, los cuales aportan dureza y fuerza al producto. Los minerales que vienen de vidrio y el sílice le aportan estabilidad química y, finalmente, los óxidos naturales le otorgan las propiedades cromáticas.

El Neolith es un material que podrás encontrar en muchos colores y con distintos acabados, para adaptarlos a tus necesidades, preferencias y espacios: Textura rugosa, apomazada, brillante, con reflejos…

El Neolith cuenta con una gran versatilidad, ya que puede utilizarse para cualquier tipo de aplicación; encimeras de baños y cocinas, para interiores, fachadas o mobiliario, revestimientos, etc.

Es una superficie funcional, muy resistente al rallado y a los impactos, pero no es recomendable exponerlo a usos indebidos o presiones excesivas. Es un material impermeable con una porosidad muy reducida, de modo que no absorbe la humedad ni la suciedad y eso convierte al material en una opción mucho más saludable e higiénica.

También es una buena opción para la cocina y el baño, porque repele el agua y no se pudre ni se oxida, siendo resistente a cualquier tipo de producto líquido y al uso de productos químicos, de modo que podrás limpiarlo con mucha facilidad y la superficie no se verá dañada en ningún momento. Son opciones ligeras y muy resistentes al calor, un factor a tener en cuenta si quieres apostar por un material de estas características en tu cocina. El contacto con una olla o sartén recién sacada del fuego no quemará la encimera, sin producir tampoco ningún tipo de humo o producto tóxico.

También es una opción resistente a la luz solar, es decir, que el sol no va a deteriorar ni a decolorar el Neolith, sino que este se mantendrá intacto durante muchos años. Es una opción sostenible, porque es un material libre de resinas y se fabrica con un 52% de materias primas recicladas, lo que lo convierte en una opción comprometida y respetuosa con el medio ambiente.