Historia del mármol

Hoy en el blog de Marbres Barcelona vamos a hablar sobre la historia del mármol hasta llegar a ser un elemento clave de nuestras viviendas. Esta piedra se empezó a trabajar en el siglo VI en la Antigua Grecia, donde apareció también la imagen del marmolista, es decir la persona que la trabaja. El resultado de la cristalización de la piedra caliza paso a ser un elemento fundamental para la construcción y la escultura de los griegos. Se empezó a implementar en templos y basílicas. Por lo que el mármol está íntimamente ligado a la historia y cultura del hombre, desde sus orígenes, y durante milenios, se ha utilizado como elemento estructural y decorativo.

En el siglo VII este elemento se extendió hasta Italia y alcanzo su gran difusión en el renacimiento. Hasta que incluso en el periodo barroco pasó a utilizarse como un revestimiento. En la edad media, gracias a los marmolistas, se evolucionaron mucho las técnicas de extracción y transformación por lo que se pudo empezar a utilizar para realizar pavimentos.

Del griego ‘’marmarios’’

Este mineral trajo muchos beneficios para las personas tanto por el hecho de generar empleo de marmolista y otros relacionados, como por el crecimiento económico que supuso. Este elemento siempre ha sido un material muy utilizado e íntimamente ligado a la construcción, por sus grandes cualidades y propiedades.

Los marmolistas realizan diferentes trabajos como la medición y realización de croquis y plantillas a pies de obra, estudio de los planos de despiece, preparación de la zona de trabajo y organización del entorno, determinación y preparación del material y de las herramientas, máquinas, útiles y equipos de trabajo necesarios, preparación, revisión, utilización y conservación de los equipos o elementos de protección individual o colectiva, montaje, uso, desmontaje y conservación de pequeños andamios y uso de andamios para alturas superiores. Seguidos por otras tareas como el replanteo del producto a elaborar en el taller y del elemento a realizar en la obra, colocación en obra de diferentes elementos de mármol, como tableros de cocina, revestimientos, columnas, estantes, etc.

Pero la característica que diferencia a un autentico marmolista es su capacidad de hacer corte, rebajado para modelado, pulido, abrillantado y unión de piezas de mármol para la elaboración de elementos de una forma profesional y llegando a conseguir un acabado perfecto. Por lo que esta persona necesita fortaleza física, destreza manual, capacidad de imaginación y capacidad de organización.

En Marbres Barcelona contamos con auténticos profesionales del sector, ofreciendo un servicio integral. No dudes en contactar con nosotros si necesitas asesoramiento o un presupuesto estaremos encantados de ayudarte.